Sismos de baja intensidad evitan grandes terremotos

CNS-UASD 31 enero, 2022

El experto en materia sísmica y director del Instituto Sismológico, Ramón Delanoy sugirió educar a niñas y niños para que sepan qué hacer y dónde refugiarse.

El director del Centro Na­cional de Sismología, Ra­món Delanoy, realizó un reporte sobre el sistema sísmico de la isla “la Hispa­niola” donde aportó datos específicos acerca de los terremotos que han sacu­dido al territorio a lo largo de esta semana.

A pesar de haber recibi­do hace poco el 2022, han ocurrido varios sismos, es­pecialmente en el país veci­no Haití, según Delanoy.

El director explicó que la erupción del volcán ubi­cado en Tonga, ocurrida el pasado 15 de enero, fue tan grande que afectó gran par­te del planeta, tanto así que trajo consigo una mayor ac­tividad sísmica en la región.

El pasado 24 de enero, en la misma zona donde se produjo el terremoto en Haití en 2010, la actividad no ha cesado. Se han estado produciendo temblores en grados menores de 5.0, sin embargo, la población tan­to dominicana como hai­tiana se ha mantenido alar­mada y preocupada por la situación, más cuando hubo dos sismos que superaron la cifra.

Al día siguiente se regis­tró un sismo con una mag­nitud de 4.5 grados y tam­bién se vio el caso de dos terremotos en la provincia María Trinidad Sánchez el día 26, las magnitudes de estos fueron menores a los ocurridos en Haití dos días antes, pero aun así fueron sentidos por los habitantes.

Estos terremotos, inclu­yendo otros menores a los 3.5 grados, Delanoy explicó que se asocian a la falla “En­riquillo Plantain Garden”, la cual delimita la placa del Caribe con los bloques que forman la isla, al sur.

También alegó que “los contactos de placas son los lugares donde se producen los más grandes terremo­tos”.

El director indicó que en las ocasiones que han ocu­rrido sismos en el territorio haitiano estos se han llega­do a sentir en zonas domi­nicanas como Barahona, Azua, San Cristóbal, Baní e incluso en Santo Domin­go. Cuando su epicentro se localiza en la parte sur, ha causado deterioros en las infraestructuras. Al igual que cuando se localiza en las regiones al norte del país como Santiago, Montecristi y Puerto Plata.

Para que la población se sienta segura a la hora en que estos fenómenos na­turales ataquen, debe pre­pararse. Delanoy manifes­tó que una forma de ello es que tanto los habitantes co­mo el Gobierno mismo de­berían construir con mate­riales resistentes a un sismo de 7.0 grados para que las estructuras no queden afec­tadas ante la magnitud.

“Hay que educar a los ni­ños en las escuelas. Que se­pan qué hacer durante y después de un terremoto para protegerse y ayudar a los demás” expresó.

Sobre lo que podemos es­perar de estas actividades sísmicas en la isla, Delanoy comentó que el hecho de que ocurran terremotos en Haití se relaciona con “la li­beración de energía que se acumulan en las rocas pro­ducto de las fuerzas tectóni­cas en la isla” y que ocurran sismos con bajas magnitu­des con mucha frecuencia hace que las probabilidades que hayan grandes seísmos, disminuyan. Por el contra­rio, la acumulación de ener­gía podría causar sismos en fuertes magnitudes.

Desde el terremoto de Puerto Plata de magnitud de 6.4 grados no se han pro­ducido similares en el país, y esto hace que con el paso del tiempo aumente la posi­bilidad de que se formen en zonas con alto potencial sís­mico.

Aun así, Delanoy avisó que el Centro Nacional de Sismología contiene equi­pos para dar seguimiento a la actividad sísmica tanto del país como de sus alre­dedores, así como cuentan con el apoyo de la Red Sís­mica de Puerto Rico, el Ser­vicio Geológico de los Es­tados Unidos, el CBTO y la Universidad de Baylor.

El director informó que cuentan con el apoyo de las autoridades y de un perso­nal capacitado, el cual tra­baja las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, con suma entre­ga al seguimiento a la acti­vidad sísmica Nacional, de Haití y Puerto Rico.

 EQUIPOS
Alerta temprana.

El experto en mate­ria sísmica y director del Centro Nacional de Sis­mología, Ramón Dela­noy, refirió que traba­jan para la obtención de computadoras y equipos modernos para habili­tar un sistema de aler­ta temprana de desas­tres como terremotos y tsunamis, también tra­bajará con la evalua­ción de peligro sísmico y de tsunami de las zonas costeras del país.

Esto se logrará con el fi­nanciamiento del Mi­nisterio de Educación Superior, Ciencia y Tec­nología a través de los fondos concursables (Fondocyt), pero confir­mó que carecen de un vehículo para dar man­tenimiento a las esta­ciones sísmicas y ace­lerográficas que se en­cuentran en algunas montañas del país.

Por: Yariel Ferreras, Santo Domingo, RD para el Listin Diario, pulsa aquí para más detalles.

Entradas recientes
  • INFORME PRELIMINAR 2022-08-08INFORME PRELIMINAR 2022-08-08
  • INFORME PRELIMINAR 2022-07-31INFORME PRELIMINAR 2022-07-31
  • INFORME PRELIMINAR 2022-07-15INFORME PRELIMINAR 2022-07-15

DIRECCION

REDES SOCIALES