Inicio Contactos SINI

Historia del Sismo del 4 de agosto de 1946

CNS-UASD 5 agosto, 2019

El del 4 de agosto de 1946 ocurre el terremoto más grande de la historia sísmica instrumental de la Hispaniola, su magnitud fue calculada en 8.1 y alcanzó intensidades de X y XI en la escala Mercalli Modificada.

Lo más importante de este terremoto fue el tsunami que se generó a raíz de la sacudida sísmica. El poblado de Matanza de la hoy Provincia María Trinidad Sánchez, Nagua, fue arrasado totalmente por las olas gigantescas que alcanzaron más 9 pies de altura; penetrando hasta 2 kilómetros hacia tierra, quedando de unas 300 casas construidas de maderas solo 8, las demás fueron despedazadas. Los pueblos de Cabrera, Nagua y Sánchez quedaron sin comunicación al derrumbarse varios puentes.

La cantidad de escombros era enorme, hombres y mujeres como también animales formaron parte de estos, al quedar sepultados. La totalidad de los cadáveres no fue posible rescatar (aunque se estima mas de 1,000 personas) por la Marina de Guerra, que hizo todo lo que estaba a su alcance. Los temblores no dejaban de suceder y el luto de toda la nación crecía, se encontraban cada día más muertos. En la región Noreste en varios lugares la tierra se abrió, dejando la huella de aquel terremoto sumamente destructivo, que es considerado el más fuerte del último siglo y aun así es estimado menor que el sismo del 1842.

En Moca el Palacio Municipal se desplomó, el mercado público, la calle Nuestra Señora del Rosario quedó obstruida por los escombros; la casa Consistorial, el Club Rotario, la Glorieta del parque Cáceres, las Torres de las Iglesias de Moca se fueron abajo. En Santo Domingo en la casa número 24 de la calle Isabel La Católica se produjeron graves grietas, también el muelle de Santo Domingo se agrietó.

En San Francisco de Macorís el Templo Católico la iglesia Nuestra Señora de la Mercedes, el local del Partido Dominicano y comercios sufrieron graves daños al ser azotados por la furia del terremoto. En Santiago un almacén se desplomó; el canal Presidente Trujillo fue severamente dañado. Los arrecifes y acantilados en Arroyo Salado se desplomaron en grandes masas; lo cual se pudo observar en Cabrera. Todos los poblados del país sufrieron por este terremoto, pero la región gravemente afectada y más destruida fue el noreste.

Un fenómeno que acompañó al terremoto, según William C. Chisholm, capitán del barco cubano “Camco I” que pasaba por el lugar, fue algo que parecía una capa de aceite brillante en el mar.

Es importante señalar que la asistencia, para los damnificados del terremoto, fue muy rápida y efectiva.

Entradas recientes
  • Sismo HistóricoSismo Histórico
  • Sucesión del Terremoto de la EspañolaSucesión del Terremoto de la Española
  • Historia del Sismo del 4 de agosto de 1946Historia del Sismo del 4 de agosto de 1946